Quejas y aglomeraciones en la Línea 5 en la jornada de huelga de Metro

huelga-metro

Metro de Madrid ha celebrado su centenario con una huelga. Esta acción ha sido convocada por el Sindicato de Maquinistas del suburbano como muestra de su rechazo ante la pasividad de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid y Gobierno regional, que aún no «se han sentando a dialogar», tal y como ha adelantado el colectivo. Todas las líneas se han visto afectadas, incluida la línea 5 que atraviesa el corazón del distrito de Ciudad Lineal.

Los servicios mínimos fijados han sido del 58% durante toda la jornada. La protesta comenzó a las 6 de la mañana y se prolongará hasta el fin del servicio. Pese a ello, las quejan han sido numerosas. «No entiendo porqué está tardando el metro. Llevo esperándolo 15 minutos y aún pone que faltan seis», comentaba una mujer al teléfono en el andén de la parada de Diego de León. «Me acabo de enterar que había huelga. Podrían haber avisado mejor», se lamentaba un usuario joven, explicando que llegaría tarde a la Universidad. Para informar a los viajeros todas las líneas del Metro amanecieron con carteles informativos sobre la jornada de huelga.

Durante las primeras horas de servicio, las mayores protestas se daban por el retraso de trenes y la acumulación de andenes ya de por sí masificados, como Suanzes, Ciudad Lineal y Diego de León. «Es imposible. Estoy por salirme e ir en taxi. No se puede viajar como sardinas en lata. Encima hay gente que no ha podido entrar al vagón [dirección centro]», protestaba otra mujer.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, ha asegurado que hay «normalidad» en el Metro y que están circulando más trenes de los previstos, ya que trabajadores que no estaban afectados por los servicios mínimos han decidido finalmente no secundar la huelga. Garrido considera que la fecha elegida para la protesta es un «error». «Es una fecha equivocada sobre todo cuando desde el Gobierno se han dado muestras claras, con el anuncio de ayer de contratación de 300 nuevos maquinistas, de que estábamos buscando soluciones a muchas de sus reivindicaciones históricas», ha dicho el consejero.

Falta de información sobre el amianto

«La paciencia del sindicato se ha agotado», aseguran los maquinistas, que cargan además contra la Comunidad de Madrid y la Consejería de Transportes por «estar más preocupados por la revolución tecnológica del suburbano y los trenes sin maquinistas de 2030″ que de «atajar los grandes conflictos existentes desde años atrás». El sindicato de maquinistas alude a «la falta de diligencia, rigor e información» en referencia al amianto, al «incumplimiento» del convenio, a la «necesidad de crear empleo» en todos los colectivos relativos al suburbano y a las «continuas agresiones sufridas» por los trabajadores, así como a la «falta de acciones» por parte de la empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.