Renta baja y dinero fácil: así captan las casas de apuestas a los jóvenes de Ciudad Lineal

casa-apuestas-ciudad-lineal

Son las 20 horas de un viernes del mes de octubre. El frío aún no ha llegado a Madrid. Es un día despejado. Unos jóvenes aprovechan la última luz del día para jugar al baloncesto en las pistas del parque de Los Mosquitos, en pleno corazón de Ciudad Lineal. Al mismo tiempo, otro grupo de adolescentes entra al centro comercial Alcalá Norte para ir al cine. «Vamos a ver Joker. Aquí cuesta 6,50 la entrada. Es muy barato», comentan. Pero hay una excepción en esta tarde normal. Los 15 locales de apuestas de la calle Alcalá están casi llenos. Una apuesta de ocio con un público más joven del que se puede esperar.

En uno de ellos, en pleno cruce de Alcalá con Arturo Soria, se puede observar como un grupo ve con pasión el partido que enfrenta al Granada contra el Osasuna -disputado el pasado 18 de octubre-. Al mismo tiempo, en las pantallas de un local a la altura de Pueblo Nuevo hay carreras de galgos e, incluso, un partido de pimpón. «Venimos a pasar el rato. Apostamos al resultado final, número de goles y tarjetas», explica un joven asiduo a estos salones de juego. «No es por el dinero, sólo por ponerle más emoción a la jornada», añade.

Según el Censo de Locales y Actividades del Ayuntamiento de Madrid, en la capital hay 378 salones de juegos de azar. Carabanchel (48), Puente de Vallecas (44), Tetuán (35), Centro (31), Usera (32), Latina (27) y Ciudad Lineal (27) absorben el 61% de la demanda total. Este último distrito cuenta con la segunda calle con más locales de este tipo, Alcalá, con 15. Tan sólo le supera Bravo Murillo con 17. Ambas coinciden en que son ejes comerciales y tienen una gran afluencia de público y están bien comunicadas, con varias paradas de metro y autobús.

Fuente: Stop Casas de Apuestas / Elaboración propia

La ley prohíbe la entrada en las casas de apuestas a los menores de edad. Existen algunos que cuentan con un portero a la entrada, como el local del centro comercial de Plenilunio. En cambio, la mayoría no tienen ningún control de acceso. Un estudio de la Universidad de Valencia revela que la quinta parte de los adolescentes realiza apuestas de azar tanto en Internet como en estos locales. Los autores, Enrique J. Carbonell e Irene Montiel, sostienen que el riesgo de adquirir una adicción a esta edad es «muy elevado». «Cada vez más familias acuden a pedir ayudaporque sus hijos están enganchados», subraya un antiguo apostante en una entrevista en ABC. «Cuando estás metido, ves todo tipo de situaciones. Desde gente que con un euro hace combinadas enormes en busca de un premio casi imposible, hasta aquellos que se gastan todo lo que tienen», explica.

En este sentido, La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) ha soliticado a las casas de apuestas un control exhaustivo para evitar que los menores accedan a esta práctica. Todavía sin éxito. Aunque no haya controles en la puerta, para apostar es necesario un código personal que lo facilitará un empleado tras la comprobación del DNI. No obstante, una práctica habitual es que lo solicite un mayor de edad y éste lo comparta con un menor.

Renta baja y desempleo

Las apuestas no sólo se quedan en el ámbito deportivo. Sino que las máquinas tragaperras y juegos como la ruleta también están instalados en todos los salones de azar. «Los chicos entran, apuestan al fútbol y mientras dura el partido juegan a la ruleta», asegura una trabajadora de una casa de apuestas de Coslada. «Las apuestas se están convirtiendo en la adicción del siglo XXI». Una conducta adictiva que «se ve alimentada por la posibilidad de apostar las 24 horas del día, los 365 días del año, en casinos en línea», remarca la FRAVM.

Según el estudio realizado por el sociólogo Vicente Pérez Quintana junto a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), los jóvenes que provienen de una familia con un nivel de renta bajo tienen más riesgo de tener problemas con el juego.  “La gran mayoría de los barrios que se hallan por encima de la renta media municipal o no tienen casas de juego o a lo sumo localizan 1 o 2″, asegura en su estudio. En cambio, «más de la mitad de los que tienen tres o más se clasifican en los intervalos más bajos de la escala de rentas». Este es el caso de la zona sur de Ciudad Lineal. Con una media bruta disponible de 21.444 euros, según los datos de EPdata, cuenta con 24 casas de apuestas. Por el contrario, en la zona norte del distrito, con 47.000 euros de renta media bruta, tan sólo hay tres. Por otro lado, también coincide que las casas de apuestas han proliferado donde hay una mayor tasa de desempleados. Así, los barrios de Pueblo Nuevo, Quintana, Ascao y Concepción suman 8.556 desempleados. En cambio, San Pascual, San Juan Bautista, Colina, Atalaya y Costillares tienen 2.296 parados.

Situación de burbuja

Una vez que los jóvenes han entrado al local de apuestas es difícil que salgan en poco tiempo. El grupo de arquitectos Issues!Office ha estudiado con detalle el interior de estos locales. En una entrevista a Público desvelan que las salas generan una situación de burbuja. Un efecto que se consigue a través de espacios compartimentados para que el jugador no se sienta observado. Además, todos tienen una iluminación oscura que sólo se rompe con la iluminación y el ruido de las máquinas. “Se intenta focalizar la mirada a la altura de las máquinas. Esto se consigue con techos muy bajos para no despistarse mirando hacia arriba. Todo es una visión a la altura de los ojos. Además, la iluminación ayuda. La única luz que sale es la de esas máquinas, para llamarte más la atención”, inciden.

Allí también se pierde la noción del tiempo. Ningún local cuenta con ventanas al exterior ni con relojes. Asimismo, los salones de juego aislan al individuo, ya que no son espacios para socializar. Existen muchas máquinas para realizar apuestas deportivas, casi una por cada persona. A su vez, las tragaperras están pensadas para ser utilizadas por una persona y en la ruleta hay una pantalla por cada apostante.

Prohibición

Miles de personas se reunieron el pasado domingo 6 de octubre para manifestarse en contra de las casas de apuestas. Convocada por la plataforma contra los locales de apuestas de Madrid, en ella se pedía su prohibición y eliminación. En respuesta, la patronal del juego privado en España (Cejuego), negó en un comunicado que los menores entren en los locales. En un comunicado Cejuego ha dicho que de las 22.810 inspecciones realizadas en 2017 en la comunidad de Madrid, se detectó la presencia de 22 menores. «Estos datos demuestran que se está creando una alarma social irreal e innecesaria en este tema», afirma la patronal. En el mismo sentido, inciden en que «al no existir una regulación de las distancias de los salones de juego y casas de apuestas, se produce una concentración».  Y precisa que en la Comunidad de Madrid la norma «no establece una limitación en cuanto a la apertura de número de locales ni establece una distancia mínima de apertura entre unos y otros».

La primera medida que se ha tomado desde la Comunidad de Madrid ha sido la prohibición de emitir su publicidad en la radio televisión pública. Esto entró en marcha tras la aprobación en el mes de marzo de una Proposición de Ley presentada por Podemos en la que se establece que «Radio Televisión Madrid no emitirá publicidad que directa o indirectamente promueva el juego on line, los salones de juego o las casas de apuestas». Esta disposición fue ratificada con su publicación en el BOE el pasado 9 de julio.

[Lee la disposición íntegra aquí]

A su vez, el Gobierno regional aprobó en mayo un decreto en el que se fija una distancia mínima de 100 metros entre los salones de juego y los locales de apuestas respecto a los centros educativos de enseñanza no universitaria. En cuanto a las sanciones, la Comunidad de Madrid las fija en hasta 9.000 euros y contempla una suspensión de hasta seis meses. En caso de reincidir, se podría cerrar el establecimiento hasta cinco años. Desde la FRAVM señalan que aunque «el endurecimiento está bien, es una medida totalmente insuficiente». Su propuesta de desplazarlos a 500 metros no fue suscrita.

Hay comunidades autónomas que han tomado medidas más estrictas. Ejemplo es Navarra, que ayer, 30 de octubre, anunción que prohibirá la apertura de nuevas salas de juego. Esta imposibilidad de abrir nuevos espacios de apuestas se extenderá mientras un grupo interdepartamental estudia el cambio en la Ley del Juego de la Comunidad Foral, que incluirá la regulación de estos lugares.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.