Almeida soterrará la calle Alcalá a su paso por Ciudad Lineal (inocentada)

calle alcala

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por sorpresa el proyecto estrella del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida: el soterramiento de la calle Alcalá en el tramo desde el puente de Ventas hasta Canillejas. El popular recupera el plan inicial de Manuela Carmena. Éste pretendía ensanchar las aceras para que el peatón disfrutara de más espacio en el eje comercial de Ciudad Lineal. No obstante, el proyecto de la actual corporación va más allá. En primer lugar, se suprimirá todo el tráfico rodado de la calle a excepción de un carril que quedará reservado para transporte público (autobús y taxi), servicios (policía, ambulancia y bomberos) y carga y descarga.

De esta manera, el 100% de los vehículos privados circularán por el túnel. Los residentes y visitantes contarán con varias salidas y entradas distribuidas a lo largo de la construcción. Estarán situadas a la altura de Ventas, Pueblo Nuevo, Calle Alcalá con Tampico y Canillejas. El límite de velocidad erá de 70 kilómetros por hora, al igual que en los túneles de la M-30. El comienzo de las obras está previsto para agosto de 2020 y se prolongarán hasta 2022. El presupuesto de la obra es de 1.500 millones de euros.

La medida contó con el apoyo de C’s y la abstención del resto de la Corporación municipal. «Desde que hemos llegado al Ayuntamiento se nos ha criticado por no actuar a favor del medio ambiente», manifestó Almeida tras la aprobación en el Pleno extraordinario celebrado ayer, 27 de diciembre. «La calle Alcalá cumplirá ahora dos misiones. La primera, constituirá un gran eje comercial donde el ciudadano podrá desplazarse libremente. La segunda, liberaremos todos los humos de la periferia de Madrid», añadió.

Para la elaboración del proyecto se ha trabajado de manera secreta con técnicos de la Facultad de Geología de la Universidad Complutense de Madrid. Los encargados de realizar el estudio técnico del proyecto remarcaron que no existen grandes dificultades en cosntruir un túnel por debajo la línea 5 de Metro. En los informes a los que ha tenido acceso este periódico se indica que los coches cirularán a 40 metros de profundidad, 10 por debajo de la línea del suburbano. Para la construcción de las obras se importará una tuneladora de Alemania, un modelo renovado del que se utilizó para la remodelación de la M-30.

Por el momento, se desconoce quienes serán las empresas concesionarias. Puedes acceder a los documentos de las obras en este enlace.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.