El cubo marrón se consolida: la basura orgánica fue pura en un 80%

materia orgánica madrid

Un análisis del área de Medio Ambiente y Movilidad concluye que los madrileños hacen una «buena labor de reciclaje en sus casas», ya que la pureza del contenido de las bolsas orgánicas que van a parar a los novedosos cubos marrones -la materia orgánica- fue superior al 80%. El delegado Borja Carabante ha desgranado los datos en el simbólico punto de información vecinal de ‘la orgánica’ situado en Moratalaz, donde ha recordado que solo queda un distrito en la ciudad que sumar a sus calles el nuevo contenedor, tras la incorporación de ocho distritos en otoño de 2019.

Así, son veinte las zonas de Madrid en las que ya hay tapa marrón, por lo que el área de Medio Ambiente y Movilidad ha analizado cómo realizaron la separación de esta fracción los madrileños hasta diciembre del año pasado y el resultado es «muy positivo»: la pureza del contenido de la bolsa orgánica es superior al 80%, lo que indica que los ciudadanos están haciendo una buena labor de reciclaje en sus casas. «La gente está muy concenciada y se toma muy en serio el tratamiento de residuos», ha alabado Carabante, quien también ha invitado a los madrileños a que se involucren «de una manera activa» en esta materia.

En 2019, según los datos recopilados por la dirección general de Servicios de Limpieza y Residuos, la basura orgánica fue la que supuso el mayor aumento, con un 292%, seguida del reciclaje del cartón, que a nivel comercial aumentó un 33,1%; el papel y el cartón que acaba en el contenedor azul subió un 20%, y el cartón de limpieza viaria creció un 15,4%. El reciclaje de vidrio se disparó, asimismo, un 10,4% y el de los envases, un 6,71%.

El total de residuos recogidos aumentó un 1,61% y, pese a ello, la parte del contenedor naranja (la fracción resto) bajó un 10,13%, un hecho destacable que sólo ha ocurrido a raíz de la implantación de la fracción orgánica y que indica que Madrid está en la senda de cumplimiento de las obligaciones que marca la Unión Europea, añade el área en un comunicado.

En este sentido, la Comisión Europea exige que la recogida de basuras orgánicas suponga al menos el 50% en 2020, un objetivo por el que el Consistorio está «trabajando», aunque la cifra en Madrid actualmente se sitúa en el 38%.

Carabante ha argumentado ante ese dato que «solo llevamos dos meses en los que se ha implantado la recogida» en los contenedores marrones, y que en el Ayuntamiento «estamos trabajando ya a largo plazo», es decir, de cara a 2035, cuando la directiva europea sitúa los residuos orgánicos en un 65%. «Ese es nuestro objetivo», ha dicho el delegado.

La implantación de la recogida orgánica, que conlleva un reciclaje a través del que se obtiene fertilizante natural y energía (biogás) comenzó en fase piloto el 1 de noviembre de 2017, año en el que se instalaron los contenedores de tapa marrón en diecisiete barrios.

La acogida de este nuevo cubo llevó a extender el servicio de forma permanente en 12 distritos completos de la capital en 2018 (Arganzuela, Chamberí, San Blas-Canillejas, Villaverde, Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Puente de Vallecas, Tetuán, Villa de Vallecas, Latina, Vicálvaro y Hortaleza). Finalmente, en otoño de 2019 se incorporó en ocho nuevos distritos (Fuencarral-El Pardo, Retiro, Moratalaz, Carabanchel, Usera, Salamanca, Chamartín y Barajas), por lo que tan solo queda por sumarse el distrito Centro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.